Nuestra experiencia en la rehabilitación de tejados en Gijón nos sirve para saber que las humedades son uno de los mayores peligros en un tejado, pues son signos claros de que esa cubierta o tejado necesita una reparación inmediata. Seguramente por algún motivo se ha roto el material impermeabilizante y el agua de la lluvia ha conseguido filtrarse hasta el interior de la vivienda. Si no se repara a tiempo el problema, se hará cada vez mayor y puede llegar a dañar la estructura del edificio.

Por eso es tan importante acometer cuando antes los trabajos de rehabilitación de tejados en Gijón porque, si la solución al problema se va retrasando, llegará un momento que no sólo afectará a los pisos altos del edificio, sino que las humedades se extenderán por el resto de viviendas. Además, cuanto más tardes en dar una solución más coste supondrá al resultar de mayor envergadura. Las filtraciones de agua pueden parecer en un primer momento problemas menores pero, a la larga, pueden ser las causantes de desprendimientos y accidentes.

Es imprescindible que revises tu tejado con cierta frecuencia para poder solventar cuando antes los problemas que surjan. Lo que hoy puede suponer cambiar un par de tejas, si no se soluciona, puede suponer tener que cambiar la cubierta o el tejado completo. Revisa siempre el estado de tejado y cubiertas después de una época de fuertes llueves, por si se ha dañado alguna parte de la estructura.

Ante cualquier problema o duda, ponte en contacto con Tejamar y nuestro equipo se encargará de revisar y mantener los tejados y cubiertas como el primer día.