A día de hoy, los problemas con el diseño o con el desgaste por el paso del tiempo de un tejado no suelen ocurrir en edificios, pues la reparación de tejados en Gijón suele intervenir en domicilios unifamiliares que en algunos casos siguen conservando su toque de antigüedad. Pero, independientemente de lo antigua que sea la estructura, siempre es importante conocer bien el tejado de esa estructura para su correcto mantenimiento.

Cuando pasa el tiempo y este y los factores ambientales hacen mella sobre las tejas de un tejado, una pregunta que suele ser muy frecuente a las compañías de reparación de tejados en Gijón es la de qué tipo de teja escoger. Y es importante que conozcas esta información, pues de cometer un error la teja no se puede adaptar bien y pueden surgir más complicaciones.

Entre los tipos de tejas más comunes, puedes hallar cuatro distintos, que son:

1.- Las tejas de metal. Suele ser un material bastante caro, pero a su vez cuenta con la ventaja de que es muy resistente y fácil de instalar, además de darle a tu fachada un aspecto moderno

2.- Las tejas de madera. Estas tejas son muy ecológicas, le brindarían a tu fachada un aspecto más rústico y natural, además de ser también muy resistentes.

3.- Las tejas de pizarra. Este material te viene perfecto tanto si vives en zonas de clima árido como cálido, como la montaña. Al igual que las tejas de metal, son bastante resistentes y no requieren mantenimiento, además de ser muy fáciles de instalar y tener una gran adaptabilidad a cualquier tejado.

4.- Las tejas de asfalto. Son bastante baratas y fáciles de instalar. Estas tejas a su vez disponen de dos versiones: la versión orgánica y la de fibra de vidrio.

Desde Tejamar te ofrecemos toda nuestra experiencia y asesoramiento para que consigas el tejado que tanto deseas. ¡Llámanos!