No dejes para mañana lo que debes hacer hoy

No dejes para mañana lo que debes hacer hoy

Es bastante habitual, a la hora de la reparación de tejados en Gijón, que, ante las primeras señales del problema, no actúes con la inmediatez necesaria.

Esto, que se conoce como procrastinar, es una actitud tan común cómo errónea a la hora de enfocar la reparación de tejados en Gijón, y consiste en algo tan simple y cotidiano como aplazar para mañana lo que, en realidad, sería mucho mejor que solucionaras hoy.

A veces no somos conscientes de que la premura, en estos casos, es lo que evitará el deterioro masivo del resto de materiales que componen tu tejado. Las condiciones ambientales provocan la degradación progresiva que hace que, aunque lleves a cabo un mantenimiento correcto, las grietas y, por tanto, las filtraciones y goteras terminen apareciendo.

Por suerte estas te avisan rápidamente, solo has de abrir bien los ojos y, ante la más mínima señal de moho, manchas de humedad o alteración de algún revestimiento, como el yeso o la escayola, en tu hogar, apresurarte a dar parte a un servicio especializado que solucione el problema.

De no hacerlo, ten en cuenta que el mal estado de una sola pieza puede provocar males mayores. El simple hecho de que sea visible una mancha de humedad en los techos o paredes de tu casa implica que está afectada la parte inferior de los mismos. Este daño, de no actuar con rapidez, se propagará velozmente. A esto tienes que sumar que no siempre es fácil encontrar el origen del problema. Dar con la grieta causante del mismo puede ser complicado porque la causa puede ir desde la oxidación o la rotura de una teja al lógico desgaste de piezas.

Visto lo visto, actuar con determinación en caso de observar humedades o moho en nuestro hogar es una tarea que, en Tejamar, tenemos claro que no debe dejarse para mañana.

haz clic para copiar mailmail copiado