Un motivo habitual por el que se puede llevar a cabo una rehabilitación de tejados en Asturias es para mejorar su aislamiento térmico.

¿Sabías que un tejado mal aislado es uno de los principales puntos de pérdida de calor en una casa? Puesto que el aire caliente tiende a subir, es importante que nuestro tejado ofrezca una barrera suficiente para que nuestro confort térmico no disminuya. También en verano es esencial contar con un buen aislamiento para minimizar el calentamiento de la casa en horas de sol. Si necesitamos mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda, es momento de contactar con una empresa de rehabilitación de tejados en Asturias.

El aislamiento térmico en un tejado o cubierta se logra añadiendo una barrera que impida el intercambio de temperatura entre el exterior y el interior. Para esto se utilizan materiales que contengan aire en su interior en forma de poros. Pueden ser de varios tipos, entre los que podemos destacar algunos:

- Materiales naturales, como el corcho o la lana. Son una opción respetuosa con el medio ambiente, puesto que se trata de recursos renovables y biodegradables.

- Materiales sintéticos, como el poliestireno expandido. Es el conocido como “corcho blanco”, que por su ligereza y facilidad de moldeado se emplea también en otros muchos sectores, como el envasado de alimentos.

- Materiales reciclados, como la espuma de vidrio. Se trata de materiales ignífugos, por lo que aportan un plus de seguridad frente al fuego.

- Combinaciones de distintos tipos de materiales. En este caso hablamos de productos con varias capas, cada una de las cuales actúa de forma diferente en cuanto al aislamiento: una capa que refleja la radiación térmica, una capa con fibras y una capa con burbujas de aire.

La elección del material es clave para un buen aislamiento y por ello lo mejor es seguir el consejo de profesionales. En Tejamar somos tus expertos en tejados y estamos aquí para ayudarte. Consúltanos.