Como el resto de elementos de las edificaciones, el mantenimiento de tejados en Asturias es clave, ya que requieren de revisiones periódicas que vigilen que no han aparecido grietas, goteras o filtraciones. La falta de mantenimiento entraña una serie de riesgos que hay que evitar. Lo ideal es proceder a la revisión del tejado una vez al año para, en el caso de que aparezcan desperfectos, se puedan subsanar antes de que se agraven. Estas supervisiones se hacen aún más necesarias si nuestro tejado ha sufrido el envite de la lluvia, el viento o demás inclemencias meteorológicas. Aunque a veces no hace falta que se venga encima un temporal para que la instalación sufra. Basta con que haya mucha humedad o la rama de un árbol demasiado cerca del tejado.  

En Tejamar pretendemos que lleves a cabo un correcto mantenimiento de tu tejado. Una teja suelta puede ser un problema si se levanta un fuerte viento que la haga caer. Para saber si hay alguna suelta basta con echar una ojeada. Las que no están fijas suelen aparecen rotas, desplazadas o torcidas. No sólo es importante cuidarnos de que no haya roturas en el techo, sino también cuidar la limpieza de las junturas y los canalones.                 


Haciendo el mantenimiento de tejados en Asturias pueden aparecer también hongos que acaben por provocar la aparición de una grieta que derive en filtraciones, humedades y goteras en el interior del inmueble. Las eventuales grietas han de sellarse con un mortero aislante y después hay que asegurar el techo con algún material impermeabilizante. Lo más habitual es instalar bandas de cinc a lo largo de las junturas del tejado. 

Así que ya lo sabes, si quieres una empresa que lleve a cabo el mantenimiento de tu tejado en Asturias, ¡contáctanos!