El mantenimiento de tejados en Oviedo es un trabajo que puede resultar muy fastidioso si no se dispone de las herramientas o la experiencia necesarias. Además, deberemos tener en cuenta que es un problema que deberemos afrontar en la mayor brevedad posible, a riesgo de sufrir complicaciones mayores.

El mantenimiento de tejados en Oviedo se hacen más necesarios, sobre todo, en casa antiguas, ya que no suelen disponer de una impermeabilización correcta. La principal consecuencia será la aparición de humedades en los techos de nuestro hogar, afectando a la estética, pero pudiendo suponer un problema mucho mayor si decidimos no ponerle remedio.

Para solucionar este problema, deberemos realizar una nueva impermeabilización del tejado, de manera que tapemos los agujeros por los que aparecían las filtraciones. El primer paso será el de acondicionar la zona, limpiando toda la suciedad, deshechos o restos que pudiera haber. Una vez que nos hayamos asegurado que la azotea está despejada, procederemos a colocar una capa de impermeabilizante. Este paso resulta muy importante, ya que estaremos colocando la principal protección contra la humedad o el agua. La colocación deberá realizarse de forma uniforme, no dejando ningún hueco sin tratar.

Una vez que se haya secado el impermeabilizante, se podrá colocar algún tipo de malla o rejilla que lo proteja de la suciedad. Si estamos realizando estos trabajos en el tejado de nuestra casa, deberemos colocar, de nuevo, las tejas. En Tejamar somos especialistas en la realización de impermeabilizaciones en todo tipo de techos o azoteas. Nuestros profesionales podrán asesorarte de la manera más persona y eficaz, resolviendo cualquier problema que se te presente.